La asesoría de empresas en Asturias puede ser una solución muy aconsejable para aquellas personas que decidan crear un negocio propio. Emprender se ha convertido en una solución para aquellos que buscan huir del desempleo y que no sufren miedo a afrontar nuevos desafíos. Lo cierto es que cada vez más gente padece pánico al fracaso y, por eso, también se ha estancado la creación de empresas en España.
Por miedo al fracaso y porque emprender puede convertirse en una odisea tanto en España como en Asturias. Según los últimos informes del Banco Mundial, nuestro país se sitúa en el puesto 142 de un total de 189 en cuanto a la facilidad para crear negocios. Según el estudio “Doing Business”, es necesario realizar hasta diez procedimientos para poder inscribir una sociedad nueva, lo que puede llegar a alargarse hasta los 23 días y sumar una nada desdeñable cantidad de 1.000 euros en costes.
Todos estos datos chocan de frente con los recogidos en otros países de la OCDE y que, en comparación, resultan más favorables para los empresarios. La media en estas naciones es de cinco trámites y solamente 11 días hasta el registro final. Muchos expertos achacan este retraso a la cantidad de normas distintas que afectan a las transacciones empresariales y a la cantidad de negocios existentes en torno a la creación de empresas.
Todos estos pasos y trámites convierten la creación de una sociedad en algo ya dificultoso por sí mismo. Y terminarlo satisfactoriamente solamente será un paso más, ya que luego comenzarán más problemas en temas de impuestos, tasas, Seguridad Social o Hacienda. Por todos estos motivos, muchos empresarios han decidido acudir y confiar en profesionales de la asesoría de empresas en Asturias como por ejemplo, Gestoría Administrativa Olivares, expertos en el asesoramiento a compañías y organizaciones. Si fuera tu caso y requirieras ayuda para llevar a buen puerto tus planes, no dudes en encomendarte a estos expertos de la consultoría.