En el año 2015 se puso en marcha la Ley de la Segunda Oportunidad. Desde una asesoría de empresas en Asturias nos pueden explicar con más detenimiento en qué consiste esta legislación. Esta ley pretende proteger a empresarios y particulares que hayan emprendido una aventura empresarial y no puedan seguir adelante con sus vidas por las deudas contraídas.

En una asesoría de empresas en Asturias estudiarán nuestro caso concreto, puesto que la ley es muy amplia. Esta normativa está diseñada, sobre todo, para que tanto profesionales autónomos como particulares podamos exonerar nuestras deudas. Así no tendremos que responder por nuestros fracasos empresariales con el patrimonio personal y los bienes presentes y futuros.

Para acogerse a esta ley, el afectado deberá alcanzar un acuerdo extrajudicial con sus acreedores, que tutelará un juez. De esta manera, se podrá establecer un calendario de pagos o hacer frente a las deudas que pueda liquidar. Como requisito el empresario cederá los bienes no necesarios para su actividad a sus acreedores, o bien les compensará con acciones de su empresa. Además deberemos presentar un plan de viabilidad y un calendario de pagos, que no supere los diez años, para hacer frente a las deudas contraídas.

Como emprendedores podremos solicitar la ayuda de un mediador concursal que medie en el proceso, puesto que estará tutelado por un juez. En caso de que no haya acuerdo, se podría optar por solicitar ante el magistrado el concurso de acreedores voluntario.

Para acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad es imprescindible haber obrado de buena fe y demostrar que no tenemos dinero, ni activos para hacer frente a las deudas. En cualquier caso, como empresarios tendremos que hacer frente igual a las deudas de la Seguridad Social y de la Agencia Tributaria.

Desde la Gestoría Administrativa Olivares podemos ofrecerte toda la información que necesites sobre la Ley de la Segunda Oportunidad.