A la hora de contratar nuevos trabajadores para nuestra empresa debemos tener en cuenta diferentes factores. Eso influirá en el tipo de contrato que más conviene al negocio. En nuestra asesoría laboral en Avilés te podemos ayudar en ese punto. Y en esta nueva entrada del blog nos vamos a detener en el contrato indefinido, para explicarte algunos detalles más del mismo.

Este contrato se caracteriza, principalmente, porque no tiene fijado un momento de finalización. Es decir, tiene efecto hasta que la empresa o el trabajador lo rompen. Eso sí, puede ser tanto a jornada completa como a jornada parcial, o fijo discontinuo.

Una de las ventajas más importantes para el trabajador radica en la indemnización, que es mayor en caso de despido, en función del tiempo que haya estado vinculado a la empresa. En el caso de despido objetivo, la indemnización es de 20 días por año. En caso de un despido improcedente se reciben 45 días por año hasta el 12 de febrero de 2012, y de 33 a partir de esa fecha.

Si es el trabajador el que decide dejar su puesto de trabajo de forma voluntaria pierde su indemnización y tiene una serie de limitaciones en el acceso a las prestaciones por desempleo.

El contrato puede estar escrito o ser verbal. Aunque, en algunos tipos, es necesario que se haga por escrito. Es el caso de los contratos dentro del programa de fomento del empleo, o los que se hacen a tiempo parcial.

En el caso de que necesites asesoramiento para la elaboración de contratos o en despidos, te aconsejamos que hables con una asesoría laboral en Avilés y, para ello, puedes contar con nuestra empresa.

En la Gestoría Administrativa Olivares te podemos ayudar también en cuestiones del ámbito fiscal. No dudes en preguntarnos sobre todos nuestros servicios.