En nuestra asesoría laboral en Avilés nos llegan muchos casos de personas que han sido despedidas de sus trabajos debido a la crisis. A veces se trata de un despido objetivo, del que trataremos de analizar todas sus características. Este se produce cuando se dan algunas de las causas de extinción de una relación contractual que recoge el Estatuto del Trabajador, en su artículo 52. Se consideran causas objetivas las siguientes:

  • La ineptitud del trabajador.
  • Cuando el trabajador no consigue adaptarse a los cambios en su puesto de trabajo, siempre sean razonables y hayan transcurrido al menos dos meses desde que se implantaron.
  • Cuando haya motivos económicos o de producción que justifiquen la necesidad de amortizar puestos de trabajo. En tiempos de crisis, como la vivida en los últimos años, este es uno de los motivos más comunes a la hora de realizar despidos. Para realizarlo la empresa deben acreditar que necesita reducir costes para subsistir, y que con el despido se producirá parte de ese ahorro.
  • Las ausencias reiteradas en el puesto de trabajo cuando supongan el 20% de la jornada en dos meses consecutivos, o bien el 25% en cuatro meses discontinuos en un periodo de 12 meses.
  • Por último, desde Gestoría Administrativa Olivares señalar que tras la reforma laboral del Real Decreto-ley 3/2012, de 10 de febrero, se amplían los motivos de despido objetivo. Este puede ser declarado despido objetivo procedente si la empresa incurre en pérdidas, o tiene previsión de ellas o acumule 3 trimestres de caídas en las ventas.

Si te han despedido en tu empresa o prevés que puede suceder, consúltanos en nuestra asesoría laboral en Avilés. Estaremos encantados de ayudarte.