Una de las consultas más frecuentes que los clientes suelen realizar a una asesoría laboral en Avilés trata sobre el Impuesto de sucesiones y donaciones en caso de que reciban una herencia.

Los servicios especializados de una asesoría laboral en Avilés son fundamentales para conocer los trámites necesarios que deben realizarse cuando una persona debe recibir una herencia, así como los impuestos que deben liquidarse como paso previo a la recepción de la misma. Si es tu caso, esto te interesa.

El Impuesto de Sucesiones y Donaciones tiene una serie de particularidades propias, entre las que te destacamos las siguientes:

1.- Es un tipo de impuesto de carácter personal, es decir, que serán los propios herederos o legatarios de la herencia los que deben hacer frente a la liquidación del mismo. Para ello, la normativa dispone que los herederos o legatarios deben realizar el pago del tributo en los 6 primeros meses.

2.- Es un impuesto objetivo, puesto que se tienen en cuenta una serie de factores a la hora de determinar la cantidad que debe pagarse: grado de parentesco en relación al donante, el uso que se va a hacer del bien heredado, etc.

3.- Es un impuesto de carácter directo por cuanto se aplica sobre los ingresos o bienes que se reciben. Así, los propios herederos o legatarios deberán liquidar el gravamen ante la Agencia Tributaria una vez que hayan rellenado el formulario correspondiente.

4.- Otra particularidad de este impuesto radica en el hecho de ser progresivo. Ello significa que, a mayor cantidad recibida por herencia o legado, mayor será la cantidad económica destinada a liquidar dicho impuesto.

5.- Además, cada Comunidad Autónoma es la encargada de regular el impuesto, por lo que el tipo impositivo que se debe sufragar va a variar dependiendo de la población.

Desde Gestoría Administrativa Olivares esperamos que te sea útil esta información básica sobre las herencias.