Si has perdido tu empleo y necesitas asesoramiento, ven a nuestra asesoría laboral en Avilés. Aquí, un equipo de profesionales del derecho laboral te asistirá para que puedas saber si tu despido ha sido procedente o si por el contrario, puedes reclamar una indemnización. En este post vamos a darte algunas claves para que sepas en qué casos, la empresa tiene todo el derecho a despedirte.

Estamos ante un despido procedente en aquellos casos en los que la persona se considera inepta para desarrollar su puesto de trabajo. Esta causa no suele usarse con mucha frecuencia como motivo de despido porque resulta difícil de demostrar.

Como experta asesoría laboral en Avilés sabemos que otra de las causas por las que un despido puede resultar procedente es la falta de adaptación de una persona a los cambios sufridos en su puesto. Esta causa la han padecido muchas personas mayores que no han sabido adaptarse a la informatización de sus empleos.

Otra de las causas que justifican un despido objetivo es el absentismo laboral, una causa muy fácil de demostrar ya que bastaría con que el trabajador hubiera faltado dos días sin justificar a su puesto.

Y la cuarta razón es la más utilizada desde que comenzó la crisis económica: el descenso de la producción o los problemas económicos obligan al empresario a prescindir de un trabajador “objetivamente”. Esta causa es una de las más cuestionadas por los jueces que tratan este tipo de casos.

En Gestoría Administrativa Olivares te recomendamos, sea cual sea tu situación, ponerte en manos de expertos como nosotros que puedan ayudarte a saber qué te corresponde si has sido despedido por tu empresa.