En nuestra asesoría laboral en Avilés nos dedicamos a la gestión de muchos asuntos relacionados con esta rama del derecho, como es el caso de la presentación de solicitudes de incapacidad laboral permanente. En este post, te vamos a contar en qué consiste esta incapacidad, qué tipos hay y cuándo suele ser concedida.

Como seguro que ya sabes, una incapacidad laboral permanente hace referencia a aquellos casos en los que una enfermedad o un accidente, reducen o anulan la capacidad laboral de una persona hasta el punto de hacerlo, presumiblemente, de forma definitiva. O dicho de otro modo, una persona no puede volver a trabajar por su situación física o psíquica derivada de una enfermedad o accidente.

Como asesoría laboral en Avilés podemos asegurarte que dentro de este tipo de incapacidades permanentes, se distinguen varios grados. Podemos estar ante una incapacidad permanente parcial para la profesión habitual, total para la profesión habitual, absoluta para todo tipo de trabajos o gran invalidez si además la persona necesita de la ayuda de otra persona para poder enfrentarse a su vida diaria.

Cuando una persona sufre una enfermedad grave o tiene un accidente que le causa importante secuelas que le impiden llevar una vida normal y que le incapacitan para trabajar, lo que debe hacer es ponerse en manos de una asesoría como Gestoría Administrativa Olivares. Nuestros profesionales iniciarán la tramitación de la solicitud de incapacidad permanente ante la Inspección de Trabajo, la cual en función de las pruebas presentadas y los diferentes exámenes periciales que la persona solicitante tendrá que pasar ante tribunales médicos, determinará si efectivamente esa persona puede o no, volver a desempeñar el puesto de trabajo para el que solicita la incapacidad permanente. De ser así, esa persona está en su derecho de recibir una pensión cuya cuantía dependerá de diferentes aspectos.