La actual crisis económica ha disparado el número de empresas que han presentado concurso de acreedores, la antigua suspensión de pagos. En nuestra asesoría de empresas en Asturias tenemos constancia de que desde 2008 la tasa de empresas que presentaron concurso de acreedores superó el 150% por encima del período fiscal anterior, según varios de los estudios publicados. Cuando nos planteamos una resolución fiscal de este tipo, debemos tener en cuenta una serie de cuestiones:

- ¿Es lo mismo concurso de acreedores que suspensión de pagos?
Se trata de dos procedimientos claramente diferenciados. La suspensión de pagos era el procedimiento por el que antiguamente se trataba de ayudar a las empresas en vías de quiebra para que pudieran resolver sus problemas económicos sin llegar a la situación crítica. Hoy día, como tal ya no existe salvo las que todavía están en vías de tramitación. 

- ¿Qué tipos de concursos hay?
Existen dos modalidades: voluntario, que es cuando el deudor procede a instar el expediente, y forzoso, cuando es uno o varios de los acreedores los que lo inician. Ambas pueden tramitarse desde nuestra Gestoría Administrativa Olivares, donde te asesoraremos para la mejor resolución para todas las partes afectadas. 

En cualquiera de los casos, el plazo máximo para solicitar un concurso de acreedores es de dos meses, ya sea por deudas acumuladas con la Administración de Hacienda o la Seguridad Social, intento de embargo de propiedades inexistentes, etcétera. 

Consulta con nuestra asesoría de empresas en Asturias, estudiaremos tu caso para darte la mejor de las soluciones.