El IVA (Impuesto sobre el Valor Añadido) supone siempre una dificultad añadida a nuestra contabilidad si somos trabajadores autónomos. Contar con la ayuda de una asesoría fiscal en Avilés es muy aconsejable para evitar cometer errores en nuestro balance económico. Sin embargo, existen una serie de profesiones cuyos trabajadores autónomos, están exentos de IVA.

Te contamos cuáles.

Los servicios de docencia, educación (desde infantil hasta posuniversitaria), enseñanza de idiomas y formación personal.

Servicios médicos y sanitarios que asisten a personas enfermas o lesionadas.

Servicios profesionales ejercidos por escritores, artistas plásticos, compositores y traductores, entre otros.

Operaciones financieras, relativas a seguros, reaseguros y capitalización, prestaciones financieras, alquiler de viviendas, así como entrega de sellos de correos y efectos timbrados de curso legal.

Además, existen tipos de IVA reducidos dependiendo de la actividad. El 4% de IVA se aplica a alimentos de primera necesidad, libros, periódicos, revistas, medicamentos, productos y servicios para discapacitados y viviendas de protección oficial.

El 10% se aplica a bienes como alimentos de no primera necesidad, bienes de agricultura, ganadería, flores y plantas, entre otros. También se aplica el 10% a servicios de transporte terrestre de viajeros, hostelería, restauración, servicios públicos como recogida de basuras o limpieza de calles, eventos deportivos o ferias de artesanía, entre otros.

A pesar de estas exenciones, una asesoría fiscal en Avilés siempre será de gran ayuda para llevar nuestras cuentas y, especialmente, para la presentación de la Declaración de la Renta y evitarnos problemas con Hacienda.

En Gestoría Administrativa Olivares somos expertos en tratar con autónomos, así como con empresas tanto en terreno fiscal como laboral. Tenemos más de 50 años de experiencia en labores administrativas, que avalan nuestra profesionalidad y trato excelente.