En algunos post referentes a la asesoría laboral en Asturias hemos hablado de los tipos despido. En este caso, nos gustaría centrarnos en la baja voluntaria por parte del trabajador, cómo ha de hacerse y las consecuencias que tiene.

Los expertos de la asesoría laboral en Asturias pueden aconsejarte sobre el procedimiento que has de seguir para presentar una baja voluntaria o dimisión. Como empleado puedes hacerlo en cualquier momento y sin ofrecer una justificación. Al hilo de ello, conviene destacar que el empleado solo debe presentar la baja voluntaria cuando sea decisión suya y no cuando sea impuesta por el empresario, puesto que estaría renunciando a la indemnización que le corresponde.

Por otra parte existen otras circunstancias en las que tampoco hay que presentar la dimisión voluntaria. Son los casos referentes al cambio de condiciones de manera sustancial en el contrato, el traslado lejos del domicilio, el no cobrar las nóminas o los malos tratos por parte de la empresa o de los compañeros, entre otras cuestiones similares.

La baja voluntaria tienes que presentarla por escrito y por duplicado, para entregar una copia a la empresa y otra quedártela tú. Debes hacer un preaviso según las condiciones que se fijan en tu convenio colectivo o en tu contrato. Si no se establece en ninguno de los dos documentos, el período general es de quince días. Ten en cuenta que podrías retractarte de tu dimisión en el período de preaviso. Si estás en período de prueba, no necesitas presentar un preaviso.

Eso sí, en las dimisiones no tienes derecho a indemnización, la empresa solo ha de abonarte el finiquito y si no estás conforme, has de incluir "no conforme" en el documento. Y, por último, ten en cuenta que no puedes pedir la prestación por desempleo.

En la Gestoria Administrativa Olivares estamos a tu disposición para ayudarte en todo lo que necesites.